Otros métodos anticonceptivos

¿CUÁL ES EL MÉTODO ANTICONCEPTIVO QUE LE ENCAJA?

Existen diferentes opciones que tienen diferentes ventajas. El método que mejor le encajará a usted dependerá de su situación personal.

  • Píldora / anticonceptivo oral
  • Preservativo masculino
  • Coitus interruptus
  • Planificación familiar natural
  • Dispositivo intrauterino (DIU)
  • Métodos de barrera femeninos
  • Espermicidas
  • Implantes e inyectables
  • Método de la amenorrea de la lactancia
  • Esterilización

PÍLDORA / ANTICONCEPTIVO ORAL

Las píldoras anticonceptivas se encuentran entre los medicamentos más recetados en todo el mundo. Los anticonceptivos orales modernos contienen dosis muy bajas de hormonas progestágenas y estrogénicas sintéticas (las ”píldoras combinadas”). Estas píldoras (a menudo llamadas ’la píldora’ o ’píldora anticonceptiva’) son muy eficaces para prevenir el embarazo, si se toman correctamente y a la misma hora cada día. Su eficacia es superior al 99% con un uso perfecto. Su empleo no interfiere con la relación sexual. Las píldoras son seguras para la mayoría de mujeres; pero algunas patologías cardiovasculares, enfermedades crónicas graves o el hecho de fumar mucho en mujeres mayores de 35 años, impiden el empleo de este método. Si desea obtener información sobre la disponibilidad o la composición de los anticonceptivos hormonales, lo mejor es que hable con su médico de familia o ginecólogo especialista, pero también puede preguntar a su farmacéutico o buscar en páginas de internet similares a esta.

PRESERVATIVO MASCULINO

La mayoría de preservativos están fabricados en goma de látex o en poliuretano. Los preservativos se presentan secos o lubricados con un lubricante acuoso o un espermicida. Los preservativos pueden ser muy eficaces para prevenir el embarazo si se usan correcta y sistemáticamente en todas las relaciones sexuales (uso perfecto); sin embargo, con el uso corriente son menos eficaces. Un análisis científico de los preservativos masculinos para la prevención del VIH sugiere que su eficacia para prevenir el VIH es del 87 por ciento. El uso de preservativos no afecta a la lactancia y carece de efectos secundarios hormonales. No existe ninguna restricción médica para el uso de este método, excepto la alergia al látex. Además de prevenir el embarazo, los preservativos de látex son eficaces para la protección frente a las infecciones de transmisión sexual (ITS). Los preservativos masculinos pueden ser menos eficaces en la protección de las ITS que se transmiten por contacto cutáneo, puesto que es posible que las áreas infectadas no estén cubiertas por el preservativo.

Sin embargo, en el uso real, las parejas que confían en los preservativos generalmente no tienen tanto éxito en la prevención del embarazo como aquellas que emplean otros métodos. Las evidencias sugieren que habitualmente es el individuo —y no el preservativo— el responsable de la mayoría de fallos del preservativo y de su uso incoherente o incorrecto, y las roturas suelen ser debidas a un uso inadecuado.

Puede ocurrir un embarazo si:

  • El preservativo no se coloca antes de iniciar la relación sexual.
  • El preservativo se parte – algo improbable si se manipula con cuidado y se evita que se enganche con anillos, etc.
  • Se usan lubricantes oleosos como la vaselina, o aceites, cremas o lociones corporales – que pueden perforar los preservativos de látex.

COITUS INTERRUPTUS

La retirada del hombre, llamada también ’método de la marcha trás’ o científicamente’coitus interruptus’, requiere que el hombre retire el pene de la vagina de su pareja antes de la eyaculación. La marcha atrás suele ser un juego de azar: el chico debe ser capaz de retirar el pene incluso antes de llegar a la máxima excitación, de forma correcta y sistemática en cada relación sexual. No es un método óptimo, especialmente para usarlo habitualmente, ya que el coitus interruptus entorpece y disminuye el placer de la eyaculación para el hombre, y dificulta que la mujer llegue al orgasmo si el coito se interrumpe justo antes de la máxima excitación.

PLANIFICACIÓN FAMILIAR NATURAL

La planificación familiar natural, llamada también ’método del calendario’ o, científicamente, ’abstinencia periódica’, requiere la abstinencia durante el periodo fértil del ciclo menstrual de la mujer. Las personas que usan la planificación familiar natural pueden emplear una o una combinación de técnicas para identificar el inicio y el final del periodo fértil. La planificación familiar natural puede ser muy eficaz cuando la persona que la usa está adecuadamente formada y aconsejada, y está motivada a evitar las relaciones desprotegidas durante una semana o más cada mes. Para otras mujeres, sin embargo, los porcentajes de fallos pueden ser bastante altos. Este método carece de efectos secundarios.

DISPOSITIVO INRATUTERINO (DIU)

Los dispositivos intrauterinos son pequeños dispositivos flexible fabricados en metal y/o plástico que previenen el embarazo cuando se insertan en el útero a través de la vagina. El DIU es un método seguro y eficaz de anticoncepción reversible de larga duración, para la mayoría de mujeres, especialmente las que han tenido hijos. También se puede usar como método anticonceptivo de urgencia. La palabra ‘intrauterino’ significa ’dentro del útero’. Aproximadamente el 15 % de las mujeres sexualmente activas —unos150 millones de mujeres—usan actualmente el DIU. Su popularidad es debida a su eficacia combinada con su larga duración. Los DIU más usados son los que contienen cobre. El uso de DIU inertes (sin medicamentos) y de DIU que liberan gestágenos (levonorgestrel o progesterona) no está tan extendido. Los DIU no son fáciles de colocar en mujeres jóvenes que no han tenido hijos. Además, oficialmente se advierte de que antes de implantar un DIU a una mujer jóven sexualmente activa debe descartarse minuciosamente la presencia de infecciones de transmisión sexual (ETS).

MÉTODOS DE BARRERA FEMENINOS (DIAFRAGMA, CAPUCHÓN CERVICAL, PRESERVATIVO FEMENINO, ESPONJA)

Los métodos de barrera femeninos son anticonceptivos que la mujer se coloca en la vagina antes de la relación sexual para prevenir el embarazo. Las barreras mecánicas son: el diafragma, el capuchón cervical y el preservativo femenino. Las barreras químicas (espermicidas) se mencionan en el apartado de Espermicidas. La esponja anticonceptiva es una barrera mecánica y química.

Los métodos de barrera se adaptan a las mujeres que consideran aceptable usar un método poco antes o durante la relación, pueden aprender la técnica de inserción y tienen suficiente privacidad insertarlo y retirarlo.
Los métodos pueden ser muy eficaces si se usan de forma correcta y sistemática. Típicamente, sin embargo, los porcentajes de embarazo accidental son altos, en comparación con muchos otros métodos; las mujeres para las cuales un embarazo accidental representaría una grave preocupación por la salud deberían usar un método más eficaz.

Las barreras pueden proporcionar una importante protección frente a las infecciones de transmisión sexual (ITS) y se pueden usar incluso si la pareja rechaza el uso de un preservativo.

El diafragma es un dispositivo de látex que cubre el cuello uterino y parte de la pared vaginal, y presenta un borde flexible para su colocación.
El capuchón cervical es un dispositivo de goma más pequeño que se ajusta perfectamente al cuello uterino.
El preservativo femenino es una vaina de plástico fino, transparente y blando que la mujer se inserta en la vagina antes de la relación sexual. Presenta dos anillas: una anilla flexible extraíble en el extremo cerrado para ayudar a insertarlo y una anilla flexible más grande que permanece fuera de la vagina, en el extremo abierto para proteger los genitales externos.
Las esponjas anticonceptivas son esponjas naturales marinas empapadas de espermicida que se insertan en la vagina antes de la relación y han sido utilizadas a lo largo de la historia como anticonceptivo. Este método ha sido actualizado y reintroducido. Las esponjas modernas son pequeñas esponjas de espuma de poliuretano que contienen un tipo de espermicida. La esponja crea una barrera física entre el semen y el cuello uterino, y atrapa al esperma en su interior. También actúa como barrera química, liberando espermicida. En la actualidad, en algunos países se comercializan tres tipos de esponja anticonceptiva. La esponja proporciona protección durante 12 a 24 horas.

ESPERMICIDAS

Los espermicidas son productos químicos que se insertan en la vagina antes de la relación sexual y que inactivan o matan el esperma. Los espermicidas frecuentemente se usan como método temporal, a la espera de un método de larga duración, o por parejas que mantienen relaciones con poca frecuencia. Los espermicidas se presentan en diferentes formas—cremas, gelatinas (geles), supositorios que se funden, comprimidos espumosos, espumas en aerosol o películas C. Algunos preservativos también están lubricados con espermicida. Cuando se usan solos, los espermicidas proporcionan alguna protección anticonceptiva, pero para prevenir el embarazo es mejor usarlos junto con un método de barrera.

IMPLANTES E INYECTABLES

Los implantes anticonceptivos son cápsulas rellenas de hormonas que se insertan bajo la piel en la parte superior del brazo de la mujer. Los anticonceptivos inyectables contienen hormonas sintéticas (similares a las hormonas que se usan en las píldoras) que se administran mediante una inyección intramuscular profunda.

MÉTODO DE LA AMENORREA DE LA LACTANCIA

El método de la amenorrea de la lactancia (MAL) es un método de planificación familiar natural que las mujeres pueden usar durante el periodo de lactancia. El MAL es un método eficaz si la mujer no tiene menstruaciones, amamanta plenamente (no da alimentación suplementaria al bebé) y el bebé tiene menos de seis meses de edad. Su eficacia en mujeres que amamantan plenamente es del 98–99% en los 6 primeros meses después del parto.

ESTERILIZACIÓN

Esterilización femenina

La esterilización femenina, llamada también oclusión o ligadura de trompas, es un método anticonceptivo permanente para mujeres que no quieren tener más hijos. El método requiere una intervención quirúrgica simple. Los dos enfoques más frecuentes de la esterilización femenina son la minilaparotomía, que habitualmente se practica bajo anestesia local con sedación ligera, y la laparoscopia, que requiere anestesia general. La esterilización femenina no afecta a la lactancia ni interfiere con la relación sexual, y carece de los efectos secundarios de algunos métodos temporales.

Esterilización masculina

La esterilización masculina (vasectomía) es un método anticonceptivo permanente para hombres que no desean tener más hijos. Consiste en una intervención quirúrgica simple, practicada bajo anestesia local, durante la cual se cortan los conductos deferentes entre los testículos y la ingle. Bloqueando los conductos espermáticos, impide que el esperma se mezcle con el semen. Esterilización masculina no significa castración ya que no afecta a los testículos. Después de la vasectomía, los hombres eyaculan casi la misma cantidad de semen, pero éste no contiene espermatozoides, que son necesarios para la fertilización del óvulo. No afecta a la potencia sexual del hombre ni causa ningún cambio en su impulso sexual.

Share this...Share on Facebook
Facebook